Wiki Automoviles
(Turbocompressor)
 
Línea 1: Línea 1:
  +
[[Archivo:Turbodiagram3.jpg|thumb]]
  +
  +
La idea de la sobrealimentación es aumentar la cantidad de aire en el interior del cilindro, de tal forma que cuanto mayor es la cantidad de oxígeno, la combustión será mejor y más potente. Esto lo podemos comprobar cuando por ejemplo es
  +
  +
tamos delante de una hoguera y utilizamos el fuelle. Enseguida el fuego se aviva, como resultado de una mayor cantidad de oxígeno para el proceso de combustión.
  +
  +
Pues bien, cuanto más aire tengamos mejor será la combustión y por tanto tendremos más potencia, es el momento de preguntarnos cómo vamos a conseguir llenar los cilindros con más aire del que nos proporciona la presión atmosférica.
  +
  +
Y aquí es donde participa el turbocompresor, una solución muy ingeniosa en la que se aprovechan gran parte de los recursos disponibles que nos proporciona el motor, concretamente, los gases de escape de la combustión del combustible en los cilindros del motor.
  +
  +
  +
  +
  +
  +
  +
  +
  +
  +
  +
Como resultado de la combustión del combustible, se producen los gases de escape (CO2 + Otros elementos, entre otros Agua), y se les dirige hacia la turbina, la cual girará impulsada por dichos gases de escape. Como la turbina (en rojo) está unida solidariamente al compresor (digamos que es la turbina coloreada en azul), este movimiento es transmitido a través del eje que los une de forma que la turbina azul (compresor) comprime el aire procedente del exterior del coche. Al comprimir el aire su densidad aumenta, esto es, que hay más cantidad de aire por unidad de volumen, que es lo que hacemos cuando comprimimos un globo inflado, aumentar su densidad.
  +
  +
Por lo tanto, este aumento de densidad podría traducirse en que tenemos más aire disponible, el aire está más concentrado, que al ser canalizado (conducto azul de la figura) hacia el interior del cilindro mejorará notablemente las condiciones de la combustión ya que cuanto más aire tengamos mejor será la combustión permitiendo explosiones más potentes y aumentarán las revoluciones por minuto del motor, que, hasta un límite, nos proporcionará más potencia.
 
[[Categorías: Mecánica]]
 
[[Categorías: Mecánica]]

Revisión del 00:41 26 dic 2010

Turbodiagram3.jpg

La idea de la sobrealimentación es aumentar la cantidad de aire en el interior del cilindro, de tal forma que cuanto mayor es la cantidad de oxígeno, la combustión será mejor y más potente. Esto lo podemos comprobar cuando por ejemplo es

tamos delante de una hoguera y utilizamos el fuelle. Enseguida el fuego se aviva, como resultado de una mayor cantidad de oxígeno para el proceso de combustión.

Pues bien, cuanto más aire tengamos mejor será la combustión y por tanto tendremos más potencia, es el momento de preguntarnos cómo vamos a conseguir llenar los cilindros con más aire del que nos proporciona la presión atmosférica.

Y aquí es donde participa el turbocompresor, una solución muy ingeniosa en la que se aprovechan gran parte de los recursos disponibles que nos proporciona el motor, concretamente, los gases de escape de la combustión del combustible en los cilindros del motor.






Como resultado de la combustión del combustible, se producen los gases de escape (CO2 + Otros elementos, entre otros Agua), y se les dirige hacia la turbina, la cual girará impulsada por dichos gases de escape. Como la turbina (en rojo) está unida solidariamente al compresor (digamos que es la turbina coloreada en azul), este movimiento es transmitido a través del eje que los une de forma que la turbina azul (compresor) comprime el aire procedente del exterior del coche. Al comprimir el aire su densidad aumenta, esto es, que hay más cantidad de aire por unidad de volumen, que es lo que hacemos cuando comprimimos un globo inflado, aumentar su densidad.

Por lo tanto, este aumento de densidad podría traducirse en que tenemos más aire disponible, el aire está más concentrado, que al ser canalizado (conducto azul de la figura) hacia el interior del cilindro mejorará notablemente las condiciones de la combustión ya que cuanto más aire tengamos mejor será la combustión permitiendo explosiones más potentes y aumentarán las revoluciones por minuto del motor, que, hasta un límite, nos proporcionará más potencia. Categorías: Mecánica